viernes, 10 de agosto de 2007

Llegada

Llego hoy hasta aquí como una pequeña prueba, a ver qué se siente teniendo un espacio propio en la red.

Me gusta la idea de que alguien lea mis palabras que no van dirigidas a nadie en concreto, sino a mí misma y poder contar lo que quiera y, sobre todo, cuando quiera. Sin periodicidad fija y sin tener que dar cuentas a nadie.

Qué interesante mundo de posibilidades se abre ante una, escribir sin orden ni motivo para escucharme en el espacio, como si mi voz interior saliera al exterior...

Veamos qué sale de aquí.

2 comentarios:

O Bibliofilo Peludo dijo...

¿Nos conocemos?

Grine dijo...

No personalmente, por desgracia, pero tenemos algún que otro bibliotecario en común.