lunes, 14 de enero de 2008

Cambios

Todos los cambios importantes me producen una sensación de desasosiego y un nudo en el estómago que no desaparecen hasta que estos cambios se asientan y empiezan a convertirse en rutina.

Hoy he dado un paso adelante hacia mi próximo cambio de vida: dentro de dos semanas dejaré el trabajo que me ha proporcionado estabilidad durante los últimos tres años. Dejaré los madrugones (por el momento) y la lectura de prensa diaria.

Ya no hay marcha atrás, ahora los plazos corren en pos de mi futuro.

Me siento extraña, una vez logrado uno de mis objetivos vitales se me plantean infinidad de interrogantes, tengo que reorganizar mi mente, plantearme nuevos retos que llenen mi vida y mi tiempo de nuevo. Tengo que dejar todos estos pensamientos a la espera del desarrollo de los próximos acontecimientos.

Dejo atrás una etapa de mi vida y me enfrento a una nueva... empieza la emoción.

9 comentarios:

manu dijo...

Suerte!

Grine dijo...

Gracias!!

Pilar dijo...

oh, de pronto me pasé por aquí y... jodo, con dos c*j*nes, mucha suerte y adelante!

Cristina dijo...

con dos c*j*nes, mucha suerte y adelante!

XDDDDDDDD

Los cambios siempre son hacia adelante, así que ¡a por ellos, Grine! ;)

Grine dijo...

Tomo nota, Pilar, con dos c*j*nes o con dos ovarios o con lo que sea, pero... al ataque!!!

Mentxu dijo...

Te queda que ni pintado eso de ser la bibliotecaria de la perla del sur...vamos, que parece nombre artístico como te descuides...Se llevan a lo mejorcito...

Va a ser una gran etapa para supergrine!.

Grine dijo...

Los cambios siempre son hacia adelante

Y que lo digas Cristina, ya estoy tomando impulso para el gran salto...

Se llevan a lo mejorcito...

Mentxu, yo creía que eran los de la UAM los que se habían llevado a lo mejorcito ;)

Lo del nombre artístico me lo apunto, me gusta ser la bibliotecaria de la perla... parece sacado de los Piratas del Caribe.

Cigarra dijo...

¡Renovarse o morir! Hasta los cambios traumáticos e involuntarios pueden convertirse en un maravilloso trampolín para algo mejor. El mejor cambio de mi vida ocurrió cuando me echaron de un trabajo rutinario e incómodo del que no me atrevía a irme, y gracias a que me echaron (y en su momento me cabree muchísimo) me meti en el mundo de las bibliotecas que es claramente mi mundo. Así, que adelante, y a por todas!

Grine dijo...

¡¡Qué animosa es mi cigarra!!

Convertiremos los cambios en algo maravilloso que compartir.