miércoles, 16 de abril de 2008

Vuelve Rick Astley

Precisamente esta semana estaba pensando en la primera vez que fui a un concierto.

Fue para ver a Rick Astley, yo tenía alrededor de 14 años y una prima mucho mayor que yo logró convencer a mi madre para que me dejase ir con ella. Después de mucho rogar y dar la lata lo conseguí y disfruté como una adolescente en plena ebullición hormonal. Este chico no sólo tenía canciones bailables, sino que las cantaba estupendamente en directo con esa voz tan profunda.

Después de ni se sabe cuántos años del famoso Never Gonna Give You Up ahora hay una nueva moda en la web: el Rick Rolled. La gracia consiste en poner un enlace sobre cualquier cosa que no tenga que ver con Rick Astley y te lleve directamente al vídeo de esta canción aunque lo que pretendas ver sea al bibliotecario más sexy del planeta.



No digo yo que ésta sea la mejor canción del mundo, pero me alegro de que la gente todavía se acuerde de este chico y quizá nos sirva para enterarnos qué fue de él durante todos estos años.

Hoy también hablan de lo mismo en el estupendo blog Barcelona Blues, mi lentitud escribiendo hace que parezca que me repito, perdonen las molestias.

Más en el sitio oficial de Rick Astley y noticias en Público, El Mundo y Adn.

7 comentarios:

Cristina dijo...

Rick Ashley...aaaaissssh (es un suspiro largo, muy laaargo...)

Grine dijo...

Pos sí, qué tardes aquellas pegadas a la radio para ver si ponían alguna de sus canciones... Cómo podíamos estar tan tontuelas en esas épocas ;)

Mentxu dijo...

Jajajaja...Para mí Rick Astley está totalmente unido a otro clásico del acné...la Superpop!

Cristina dijo...

la Superpop!

Dios, es verdad...jajajajajaj!

Grine dijo...

Pues visto con el paso de los años da un poco de vergüenza reconocerlo: yo también leía la Superpop (me voy a poner el recuadrito negro en los ojos, que da más sensación de anonimato).

manu dijo...

Argh, ¿he oído acné? Cómo podíamos competir con granos en la cara con un tío guapo y que cantaba tan bien, ¡maldición!

Qué recuerdos, pardiez...

Grine dijo...

Cómo podíamos competir con granos en la cara con un tío guapo y que cantaba tan bien

Tendrían otros alicientes para ligar, digo yo... ¿no me diga que un Milton no cantaba en esas épocas al oído de las chicas?