sábado, 13 de septiembre de 2008

Sonata de otoño

Conmocionada. Así se queda una después de presenciar la batalla sobre las tablas de Marisa Paredes y Nuria Gallardo en el Teatro Bellas Artes. En Sonata de Otoño, la historia que contó Ingmar Bergman en el cine, llevada al teatro y despojada de todo artificio, con decorados y vestuarios minimalistas y sobrios.

¡Qué grandes actrices! Es la primera vez en mi vida que me emociona de tal manera el teatro porque el duelo que representan estas dos mujeres que hacen de madre e hija o de madre-hija e hija-madre es demoledor y remueve conciencias. Las relaciones materno filiales de una madre estrella y una hija oscurecida a la sombra de la madre son el núcleo de esta obra ambientada en Noruega y dirigida por José Carlos Plaza, que también cuenta con Chema Muñoz y Pilar Gil en los otros dos papeles secundarios aunque con gran importancia en el desarrollo de la trama.

No se puede dejar de ver esta Sonata este otoño, se arrepentirán seguro.

Hasta el 26 de octubre en el Teatro Bellas Artes de Madrid.