miércoles, 31 de diciembre de 2008

El último del año

After dark de Haruki Murakami ha sido mi último libro del año.

En apenas un par de días he devorado la última novela de este escritor japonés que no deja de sorprenderme. Con una prosa adictiva, Murakami te atrapa en esta historia que transcurre durante una noche llena de personajes que se encuentran y desencuentran en el transcurso de una velada extraña y misteriosa. Un excelente relato para terminar este año que hoy nos deja y un par de citas del mismo para no olvidar.

La realidad se escurre a través de sus diez finos dedos como si fuera el polvillo de un reloj de arena.

La noche se ha acabado por fin. Aún falta mucho tiempo para que nos visiten de nuevo las tinieblas.

3 comentarios:

Juanma dijo...

Tengo pendientes éste y el de cuentos (Sauce ciego, mujer dormida). Dado lo mucho que me gustó Kafka en la orilla, no dudo de que ambos me van a encantar.

Uno de los mejores cuentos que he leído en mi vida está aún inédito en castellano: se titula "Thailand" y lo leí (en inglés, todo hay que decirlo) en la antología After the Quake. Una cincuentona cancerosa está convencida de que ella provocó el terremoto de Kobe, debido al odio que siente por su ex marido, que está en esa ciudad durante el terremoto. Recuerdo haber acabado el cuento, cerrado el libro de golpe, dado un resoplido tremendo y salido a la calle a tomar el aire, porque me estaba agobiando.

En otra recopilación inédita en castellano (Tusquets está tardando en ponerse con sus cuentos, que realmente son lo mejor de Murakami, pero como los cuentos no venden, pues a joderse tocan) hay un cuento encantador: "El segundo atraco a la panadería", se titula. Un señor siente la compulsión de comer pan a altas horas de la madrugada, y sale a la panadería de abajo a darle rienda suelta a sus deseos... Tremendo.

Como no le den el Nobel de aquí a diez años me cabreo.

Juanma dijo...

The Elephant Vanishes, se titulaba la antología donde estaba el segundo cuento. Y también está inédita al castellano. Ya le vale a Tusquets...

Grine dijo...

Me apunto estos dos títulos, Juanma, aunque preferiría que los tradujera Tusquets (¿dónde hay que llamar para que nos hagan caso?). Todo lo que sea de Murakami es digno de ser leído.

Y suscribo lo del Nobel, ya le está tocando hace tiempo...