lunes, 9 de febrero de 2009

Un dios salvaje

¿Qué sucede cuando la educación, las buenas maneras y los códigos de convivencia se derrumban? ¿Por qué sólo somos capaces de defender lo nuestro, sin entender ni compartir lo ajeno? ¿Qué pasa cuando los padres son peores que los hijos?

Éstas son las premisas de las que parte la obra de teatro Un dios salvaje, interesantísima tragicomedia interpretada espléndidamente por Maribel Verdú, Aitana Sánchez Gijón, Pere Ponce y Antonio Molero.

Estos cuatro actores, a los que estamos más acostumbrados a ver en pantalla (grande o pequeña) que sobre las tablas, escenifican una batalla campal entre dos parejas enfrentadas por una pelea protagonizada por sus hijos. En un principio todo son buenas formas y amabilidad pero, a medida que transcurre su conversación, se van transformando y terminan en un estado "primitivo" (como apunta uno de los padres) perdiendo toda corrección y maneras.

Grandes actuaciones y una interesante historia convierten esta representación en una de las imprescindibles de esta temporada.

Críticas en El País y Abc.

4 comentarios:

manu dijo...

¿Qué pasa cuando los padres son peores que los hijos?
¿Eso va con segundas? :P

Grine dijo...

En este caso concreto va con primeras ;)

Un derechazo directo a los "aparentamientos" y a la mala educación generalizada que se expande como el Big Bang.

Anna dijo...

Pues está en la lista de pendientes, que llega ahora al teatro Tívoli de Barcelona.

A ver si se puede encajar en la agenda...

Grine dijo...

llega ahora al teatro Tívoli de Barcelona

Pues dese prisa en buscar el hueco. En Madrid volaron las entradas, no se imagina lo que me costó encontrar dos butacas juntas con tres semanas de antelación...