martes, 25 de agosto de 2009

Gran Tour de Turquía

Era la primera vez que hacíamos un viaje organizado, hasta ahora siempre habíamos viajado por nuestra cuenta y teníamos un poco de miedo por la nueva experiencia. El resultado ha sido bastante positivo aunque reconozco que prefiero los viajes en los que tú mismo tomas las decisiones del tiempo que pasas en cada lugar o dónde comes... Aunque para viajes con distancias tan grandes estos planes son los mejores siempre que tengas la suerte de dar con un buen guía y un grupo que conecte y en esta ocasión creo que las dos circunstancias se combinaron a nuestro favor.

Es fácil seguir nuestros pasos siguiendo el folleto de la mayorista que nos llevó hasta Turquía sólo modificado en Estambul para acomodarnos a los días de apertura de los monumentos que visitamos.

Quedarme con uno solo de los lugares que visitamos es imposible: me volvería a perder entre el bullicio y las maravillas de Estambul, el increíble paisaje lunar de la Capadocia mucho más espectacular de lo que me había imaginado, la refrescante ciudad subterránea de Kaymakli, el resplandor de las lamentablemente deterioradas piscinas naturales de Pamukkale y las visitas a las antiguas ciudades (Perge, Aspendos, Afrodisias, Hierapolis, Mileto o Pérgamo) entre las que destaca Éfeso y su imponente biblioteca. El que quitaría lo tengo claro: Izmir (Esmirna) es una ciudad totalmente olvidable y no encontré ningún motivo para que nos llevaran allí, salvo que el aeropuerto estaba cerca.

Turquía es un país lleno de contrastes, en el que la tradición y la modernidad van de la mano y te sorprenden con sus contradicciones (las deportivas y el bolso de marca acompañando al burka son de lo más curioso). La gastronomía es excelente y los aromas de sus kebap (simplemente platos de carne) se funden con los de las especias que acompañan platos como los dolma (rellenos que suelen venir en hojas de parra) o los deliciosos postres entre los que destacan los crujientes baclavas. Un país para volver, a ser posible en una época del año menos calurosa.



Muchas gracias a Geekteca por prestarme las preciosas fotos que hizo con su recién estrenada cámara regalo de su cumpleaños.

10 comentarios:

guiseval dijo...

qué bonito....

Anna dijo...

Aix...la cisterna...la torre Galata... Santa Sofia...
aix...
Para volver... (y se come de maravilla)
Los viajes organizados sirven para ver mucho en menos tiempo. Te ahorras decidir, pensar y la parte logística está solucionada (te dejan en la puerta de los sitios a visitar). Pero se va a toque de pito. Y nunca sabes si te van a tocar unos compañeros de viaje agradables o un guia que valga la pena (es una loteria..)

Grine dijo...

(es una loteria..)Intentaremos jugar poco para que nos toque lo menos posible...

Para volver... (y se come de maravilla)
Volvería principalmente a Estambul para patearlo con un poco más de calma, y a la Capadocia para seguir maravillándome con sus paisajes.

Mentxu dijo...

Apunto lugares para cuando el bolsillo y el tiempo lo permitan, parece que el viaje ha merecido la pena después de barajar unos cuantos destinos.

Como siempre, las fotos gastronómicas hablan por sí solas...cómo les gusta tentar al personal! :)

Grine dijo...

las fotos gastronómicas hablan por sí solas...

Ñam, ñam (dijo una que está a dieta, a punto de comerse una pechuguita de pollo con ensalada...).

después de barajar unos cuantos destinos

Pues sí, vaya tortura esto de tomar decisiones...

Anna dijo...

Solo puedo opinar de Estambul (que me quedé allí los 5 dias).
Un gusto callejear.
Justamente ayer vi en La2 "Contra la pared". Que ganas de volver...

Mentxu dijo...

Contra la pared...la ví hace un año o así...qué película más dura.

Grine dijo...

Contra la pared, otra para la lista de "buscar y ver".

manu dijo...

A nosotros también nos gustó Turquía. Ah, que eso fue antes de los churumbeles :P

Me vuelvo a mis vacaciones playeras y nacionales.

Grine dijo...

Ya crecerán sus churumbeles y podrán disfrutar todos juntos de los viajes, mientras tanto: disfruten de la playa todo lo que puedan...