jueves, 28 de mayo de 2009

Santi Rodríguez en el Teatro Arenal


Con un monólogo titulado A mí que me registren, ha llegado el cómico Santi Rodríguez (el frutero de 7 vidas) al Teatro Arenal para quedarse hasta el próximo día 13 de junio. Es una excusa estupenda para pasar un buen rato lleno de anécdotas y risas a raudales. Para olvidarse de los problemas o de la aburrida crisis nada mejor que un poco de humor.

viernes, 22 de mayo de 2009

India, un viaje musical

Con la excusa de contarnos la historia de un viaje turístico por las ciudades de la India y una pequeña historia de amor, la compañía Bailamos Bollywood está representando un musical en el Teatro Príncipe (Gran Vía, Madrid) en el que los coloridos números de música y baile son lo mejor de la obra. Casi dos horas llenas del ritmo de la música de Bollywood y unos bailarines entregados y con muchísima energía que transmiten al patio de butacas y en el que apenas puede uno contener las ganas de moverse al compás, concluyen con todo el plantel entre el público danzando y animando a todo el mundo a bailar.

Una experiencia estimulante y energética para todos aquellos que disfruten con los ritmos de la música de Bollywood. Más información aquí y aquí.

miércoles, 20 de mayo de 2009

Ángeles y demonios

La nueva película de Ron Howard me ha reconciliado con el cine comercial. Hace tiempo que no veía un thriller tan trepidante, de los que te dejan pegado a la butaca de principio a fin y no se hacen largos los 140 minutos de metraje. Mucho mejor que su predecesora, a Tom Hanks volvemos a verle en forma y con ganas de correr de aquí para allá y de resolver el misterio de los Iluminati en el Vaticano. Otro aliciente es ver a Ewan McGregor con sotana (le sienta muy bien, todo hay que decirlo) y a los magníficos Stellan Skarsgård y Armin Mueller-Stahl. Lo peor de la película: el dolor que causa ver arrancar una página del libro de Galileo, mortal para cualquier amante de los libros...

Muy entretenida, mucho más de lo que pude decir del anterior fiasco taquillero que pude ver.

miércoles, 13 de mayo de 2009

X-men orígenes: Lobezno

X-men orígenes: Lobezno debería haber sido una película que le diera más profundidad al personaje que interpreta Hugh Jackman en la famosa saga de superhéroes. Podría haber sido muchas cosas, pero se quedó en una película previsible, de argumento manido y con poco más que unas cuantas escenas de acción que entretienen al personal durante los pocos más de 100 minutos que dura la película.

Aparte de entretener, para las que suspiramos con el porte de este muchachote australiano podemos quedar satisfechas porque de chicha no se queda corto este filme. Qué pena que no se hayan preocupado un poco más del argumento, el disfrute hubiera sido completo ;)

martes, 12 de mayo de 2009

Poco o nada cuesta ser uno más

Se apagó su luz, su voz cálida y serena, su mirada triste y su vida angustiosa entre desesperada y fugaz. Pero siempre nos quedará su poesía, su música que llega dentro y remueve. Quisiste ser uno más pero siempre serás único.

Adiós y gracias por darnos tanto, Antonio Vega.

domingo, 10 de mayo de 2009

Lector profesional

Jakob Mendel [...] leía como otros rezan, como juegan los jugadores, tal y como los borrachos, aturdidos, se quedan con la mirada perdida en el vacío. Leía con un ensimismamiento tan impresionante que desde entonces cualquier otra persona a la que yo haya visto leyendo me ha parecido siempre un profano.

Mendel el de los libros de Stephan Zweig.

viernes, 1 de mayo de 2009

Déjame entrar

Lo reconozco, no me apetecía nada ir a ver una película sueca de vampiros en versión original y tuvieron que convencerme para que accediera y no ejerciera el derecho de veto que tengo desde que, años ha, me llevaron mis dos partenaires cinematográficos a ver algo tan lamentable como Isi/Disi... esto te deja un margen muy grande para vetar cualquier cosa que se les vuelva a antojar a los dos chicuelos.

Déjame entrar creí que sería una peliculilla de terror más, que no tendría grandes cosas que contar y me equivoqué enormemente. El hecho de que se hable en algún momento de vampiros no quiere decir que sea una película centrada en esos seres sanguinarios, lo que más destacaría de la película es la amistad que surge entre dos niños aislados del resto de su entorno, solitarios y diferentes. Uno de ellos, Oskar, sufre el acoso escolar de unos matones del colegio y, además, la indiferencia de sus padres separados, apenas unas sombras a su alrededor. Eli tiene una vida muy complicada para poder tener amigos, siempre en soledad, sólo se relaciona con algún adulto de vez en cuando. Estos dos niños se comprenden y entre ellos surge un vínculo de amistad y confianza que nadie podrá romper.

Una película sorprendente que no debería perderse nadie y con una escena memorable dentro de una piscina que tardaré mucho en olvidar...