martes, 25 de agosto de 2009

Gran Tour de Turquía

Era la primera vez que hacíamos un viaje organizado, hasta ahora siempre habíamos viajado por nuestra cuenta y teníamos un poco de miedo por la nueva experiencia. El resultado ha sido bastante positivo aunque reconozco que prefiero los viajes en los que tú mismo tomas las decisiones del tiempo que pasas en cada lugar o dónde comes... Aunque para viajes con distancias tan grandes estos planes son los mejores siempre que tengas la suerte de dar con un buen guía y un grupo que conecte y en esta ocasión creo que las dos circunstancias se combinaron a nuestro favor.

Es fácil seguir nuestros pasos siguiendo el folleto de la mayorista que nos llevó hasta Turquía sólo modificado en Estambul para acomodarnos a los días de apertura de los monumentos que visitamos.

Quedarme con uno solo de los lugares que visitamos es imposible: me volvería a perder entre el bullicio y las maravillas de Estambul, el increíble paisaje lunar de la Capadocia mucho más espectacular de lo que me había imaginado, la refrescante ciudad subterránea de Kaymakli, el resplandor de las lamentablemente deterioradas piscinas naturales de Pamukkale y las visitas a las antiguas ciudades (Perge, Aspendos, Afrodisias, Hierapolis, Mileto o Pérgamo) entre las que destaca Éfeso y su imponente biblioteca. El que quitaría lo tengo claro: Izmir (Esmirna) es una ciudad totalmente olvidable y no encontré ningún motivo para que nos llevaran allí, salvo que el aeropuerto estaba cerca.

Turquía es un país lleno de contrastes, en el que la tradición y la modernidad van de la mano y te sorprenden con sus contradicciones (las deportivas y el bolso de marca acompañando al burka son de lo más curioso). La gastronomía es excelente y los aromas de sus kebap (simplemente platos de carne) se funden con los de las especias que acompañan platos como los dolma (rellenos que suelen venir en hojas de parra) o los deliciosos postres entre los que destacan los crujientes baclavas. Un país para volver, a ser posible en una época del año menos calurosa.



Muchas gracias a Geekteca por prestarme las preciosas fotos que hizo con su recién estrenada cámara regalo de su cumpleaños.

lunes, 24 de agosto de 2009

Muerte de un viajante

Uno de los regalos de cumpleaños que más me ha emocionado fue asistir a la última función en Madrid de la obra de Arthur Miller Muerte de un viajante. Dirigida por Mario Gas y protagonizada por unos actores estupendos, el reparto puso en pie a todo el público de la sala que dedicó más de 10 minutos de ovación a la gran emoción que nos habían provocado.

La triste historia de un hombre, Willy Loman (interpretado magníficamente por Jordi Boixaderas), que ha dado la vida entera por su trabajo y que, al final de la misma, se da cuenta de que ha dejado de ser de utilidad para su empresa lo que le provoca un desgarro emocional que le trastorna. También la de su familia, una mujer con un amor incondicional (Linda Loman, dura y fuerte, la piedra angular de la casa, a la que da vida Rosa Renom) y sus dos hijos que no encuentran un camino digno a todos los sueños de grandeza de sus padres...

Muy, muy recomendable, no la dejen escapar si vuelven a representarla cerca de su casa.

jueves, 20 de agosto de 2009

El lago de los cisnes + restaurante peruano

Una estupenda sorpresa me esperaba para celebrar la velada del quinto aniversario de boda: unas entradas para ver El lago de los cisnes interpretado por el Ballet Imperial Ruso, la compañía creada por la gran bailarina Maya Plisetskaya.

En mis primeros años de colegio di unas clases de ballet en el colegio animada por mi madre. De aquellas clases tengo un vago recuerdo pero sí que me viene a la memoria la representación de fin de curso de un pequeño fragmento de El lago de los cisnes y la música de Chaikovsky que desde entonces hace de transmisor temporal y me devuelve a aquellos momentos mágicos de mi infancia. Después recuerdo que mi madre me llevó al teatro para ver a la maravillosa Maya Plisetskaya interpretar este ballet y de cómo el público con sus aplausos le hicieron repetir la muerte del cisne en un par de ocasiones y la gran ovación al terminar. Por estas dos razones, volver a ver esta obra de ballet ha sido un momento muy especial para mí y no puedo explicarles la mezcla de sensaciones y estremecimientos que la danza y la música me provocaron esa noche.



Para redondear la noche, nos acercamos a un restaurante peruano recomendado por una compañera del trabajo. La Llama es un modesto y acogedor local regentado por una familia peruana que prepara platos tradicionales de su país muy sabrosos y en buena cantidad, además de tener una estupenda relación calidad-precio. Una buena recomendación y un lugar al que regresar para seguir probando platos como el ceviche de pescado, las papas rellenas, el lomito salteado o el churrasco a la chorrillana.

miércoles, 19 de agosto de 2009

Arrástrame al infierno

El último de los tres estrenos que he visto durante las vacaciones es el que menos les puedo recomendar de los tres. De entrada reconozco que no soy fan de las películas de terror y mucho menos si son tan desagradables como ésta...

Se nota que Sam Raimi tiene mucho más dinero que gastar que antes de dirigir la saga de Spiderman, pero ese dinero lo emplea en un festín de guarrerías que provocan más risas que terror entre los espectadores. Seguiremos esperando a septiembre...

martes, 18 de agosto de 2009

Asalto al tren Pelham 123

Asalto al tren Pelham 123 es la nueva versión que Tony Scott ha hecho del clásico Pelham 123 que protagonizó Walter Mathau en los setenta. Esta vez encabezan el reparto del thriller Denzel Washington y John Travolta pero no consiguen levantar una película que te sabes desde que comienza hasta el final.

Una típica película de verano fácilmente direrible y olvidable... Qué ganas de que lleguen los estrenos de septiembre.

lunes, 17 de agosto de 2009

Up

La última película de Disney-Pixar se puede disfrutar tengas la edad que tengas. A los niños les encanta esta simpatiquísima historia de aventuras, protagonizada por un anciano y un niño-explorador, que se sale de los cánones habituales y a los mayores nos conquista con una mezcla de ternura y grandes dosis de humor e imaginación.

Pero, sobre todo, yo recordaré Up por el fragmento que narra la vida en común de Carl y de su mujer Ellie, de cómo la vida cotidiana puede ser maravillosa y toda una aventura a la que enfrentarse a diario.

Por último les recuerdo, no lleguen tarde a la sesión porque se perderían el magnífico corto Partly Cloudy que hace que la experiencia cinematográfica sea completamente redonda. Simplemente maravillosa.

jueves, 13 de agosto de 2009

Últimos días

En mis últimos y agitados días de vacaciones intento ponerme al día con todo lo que dejé pendiente antes de irme. Tengo mucho que organizar y pocas ganas de volver a la gran faena que nos espera después de 33 días de descanso en los que hemos recorrido la fascinante Turquía, nos hemos relajado a orillas del Mediterráneo y las visitas a Segovia y Ávila que aún quedan para el fin de semana.

La noticia que dejé pendiente transcurrió con resultados positivos: examen teórico aprobado con un fallito y una loca saltando de alegría en un tranvía de Estambul cuando recibió la noticia de manos de su estupendo profesor a través de mensajito al móvil. Ahora tocan clases prácticas hasta que domine la técnica de la conducción, esa que se me resiste bajo la tensión que me deja agarrotada mientras me aferro al volante... Tengan cuidado en los próximos días que un peligro más estará en la carretera.

lunes, 10 de agosto de 2009

Y van dos...

Dos años del mundo de Grine que se resumen en mucho del ocio del que disfruto cuando el tiempo lo permite (principalmente cine, teatro, alguna exposición que otra y los viajes que tanto tardan en llegar y que pronto se acaban...) y un poco de mis pensamientos.

Gracias a todos por leerme, espero seguir otro año más con motivación e inspiración para continuar escribiendo.