jueves, 23 de septiembre de 2010

Cardio-Bosé

El pasado jueves estuve en el último concierto de Miguel Bosé en Madrid en el Palacio de los Deportes: un espectáculo de más de dos horas de duración en las que este hombre no desfallece ni un solo momento.

Las canciones de su divertido disco Cardio, suenan muy bien en directo y la puesta en escena, como de costumbre, es excelente. Me sigue sorprendiendo el tirón de Bosé que atrae espectadores (vale, casi más espectadoras) de un amplio abanico de edades, desde las más jóvenes a las veteranas que cantan, gritan y bailan tan felices como en su época de adolescentes (vaya, yo debería empezar a incluirme dentro de poco en este grupo...). Qué suerte poder disfrutar una vez más de un buen rato de música que te recarga las pilas para una temporadita.

El concierto según El País.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Música de cine en el Auditorio Nacional

Los dos últimos sábados, el de la Noche en Blanco y el siguiente, se han dedicado en el Auditorio Nacional a la música del cine. Dentro del ciclo Septiembre Sinfónico, la Orquesta y el Coro Nacionales interpretaron un repertorio de temas seleccionados de bandas sonoras de películas que separados de las imágenes de la pantalla nos trasladan irremediablemente a los fotogramas que no serían nada sin esos acordes. Imagínense la escena de la ducha de Psycosis sin la música de Hermann...

En el primero de los conciertos destacaron las melodías de Nino Rota, Bernard Hermann, Max Steiner, Wojciech Kilar o Roque Baños, que subió al escenario al final del concierto y fue muy aplaudido. Pueden leer la crónica en El País.

El segundo fue un monográfico del compositor John Williams con la música de la saga Star Wars, Indiana Jones o Atrápame si puedes, entre otras.

Una oportunidad única para disfrutar de las magníficas composiciones que, a lo largo de la historia del cine, nos han transportado hasta las películas que acompañan.

Si tienen ocasión, no se pierdan el próximo concierto dedicado al séptimo arte que se celebrará los días 15, 16 y 17 de octubre. En el programa, la música de películas como West Side Story, El mago de Oz o Cantando bajo la lluvia.

martes, 21 de septiembre de 2010

Cine de verano: la noche y el día

El título de la primera película de este verano (he de decir que con tanto ajetreo el cine ha quedado relegado al último lugar en vacaciones) me viene de perlas para describir las diferencias abismales entre los dos títulos que les recomiendo.

Noche y día fue la macarrada del verano, la película de la que te olvidas según sales de la sala de cine, así que a estas alturas de septiembre no me pregunten por muchos detalles. Pueden limitarse a ver a Cruise y Díaz haciendo el cabra en algún pase de televisión o rescatarla en dvd (o blu-ray, que ya me quedo anticuada) cuando no les apetezca nada más que entretenimiento sin gran contenido. No hablemos ya de los sanfermines en Sevilla que me troncho de la risa...



Nothing personal es el reverso de la moneda, el cine de autor con historia profunda detrás que te deja huella y algunas imágenes para el recuerdo. Una película sosegada, de paisajes y relaciones humanas con Stephen Rea (uno de mis favoritos, siempre espléndido) y la holandesa Lotte Verbeek. Muy recomendable para los que no tengan miedo de la soledad y sus consecuencias. Sólo le pongo un pero: para mí hubiera sido perfecta si hubiese terminado en el instante que retrata el cartel, el abrazo de la cama, el resto creo que lo borré de mi memoria porque no conseguí entender el sentido y me quedé con lo fundamental, la conexión entre dos almas solitarias en el fin del mundo.